lunes, 26 de febrero de 2018

Heredera de la Canciller alemana Merkel se opone al matrimonio homosexual

ALEMANIA.- El merkelismo resiste. Puede que esté atravesando uno de sus momentos más difíciles y que el final de su era haya comenzado, pero a Angela Merkel aún le quedan cartas por jugar. Contra todo pronóstico la canciller ha señalado a una fiel aliada, Annegret Kramp-Karrenbauer, como candidata para la Secretaría General del partido, un nombramiento que, a falta de sorpresas, se materializará el lunes durante el congreso de la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

La elección de AKK, como es conocida, no es un simple recambio más dentro de una organización política, no. Es un movimiento clave dentro del organigrama del partido más importante de Alemania, un movimiento que ha cogido a muchos por sorpresa, y desde el que AKK tendría al alcance de la mano el futuro liderazgo de la CDU y la candidatura a la Cancillería cuando Merkel, que lleva ya 12 años gobernando, decida retirarse.

Kramp-Karrenbauer es la Primera Ministra del pequeño Estado federado del Sarre, situado en el oeste del país y con una población de apenas un millón de habitantes. Procede del ala centrista de la CDU, y siempre se ha mantenido firme en su apoyo a Merkel, incluso en los momentos más delicados, como en la crisis de refugiados de 2015 o en la actual negociación con el SPD (Partido Socialdemócrata de Alemania) para formar una nueva Gran Coalición, en la que ella ha tenido un papel clave. De ahí que la prensa alemana se refiera a ella en ocasiones como “mini-Merkel”.

Con 55 años, es licenciada en Derecho y Ciencias Políticas, católica practicante y, como Merkel, siempre pragmática. El año pasado, en las elecciones de su Estado federado, consiguió frenar el entonces sorprendente ‘efecto Schulz’, que había disparado en las encuestas a los socialdemócratas poco después del nombramiento de Martin Schulz como oponente de Merkel para las elecciones generales.

Conservadora en el ámbito político y social, no tanto en el económico, está a favor de cuotas para mujeres pero en contra del matrimonio homosexual. El perfil de AKK encaja en los deseos de la actual canciller para el futuro de su partido: (algo) más joven y, sobre todo, con más mujeres, en un intento de acercar el partido al electorado urbano.

La decisión ha cogido por sorpresa a numerosos analistas políticos, sobre todo porque durante años se señaló a otra mujer del conservadurismo alemán como sucesora de Merkel: Ursula von der Leyen, ministra de Defensa.

Sin embargo, la canciller ha cambiado de parecer y finalmente se ha decantado por Kramp-Karrenbauer. Además, un reciente informe parlamentario que denuncia que partes de las Fuerzas Armadas alemanas carecen del equipamiento adecuado ha arrojado sombras sobre la gestión de von der Leyen al frente del Ministerio de Defensa. Sin duda, no es una buena carta de presentación para intentar convertirte en líder del partido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons