martes, 27 de marzo de 2012

Escándolo: Villarán adquiere camioneta de S/.109 mil


LIMA.- La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, siempre ha invocado el nombre de los más pobres. Durante la campaña electoral, recordó su pasado en la populosa urbanización Caja de Agua, en San Juan de Lurigancho, y hasta se autoproclamó creadora del Programa del Vaso de Leche. Incluso, hace algunas semanas señaló que si es revocada, serán los más necesitados quienes perderán.

Sin embargo, ese espíritu altruista, tan marketeado entre los representantes de la izquierda peruana, parece ser -al menos en nuestra alcaldesa- solo una pose política.

De otro modo es difícil explicar por qué una autoridad tan preocupada por los menos favorecidos gasta más de S/.100 mil en un vehículo de lujo para su uso. Como lo lee.

Según la Relación de Órdenes de compra de bienes de la Municipalidad Metropolitana de Lima, en el Periodo del IV Trimestre del 2011 se adquirió una camioneta a la empresa Nissan Maquinarias S.A.

El vehículo, de placa LGY 491, figura con la orden de compra N°2011001628 y fue adquirido el 18 de octubre del 2011 por la friolera de S/.109 mil.

En el servicio de consulta vehicular de la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp) figura la comuna limeña como propietaria del vehículo.

Además, se indica que la camioneta es de la marca Nissan, modelo Qashqai, color plata metálico.

Frivolidad. Al respecto, el regidor del PPC Óscar Ibáñez consideró que gastar S/.109 mil en una camioneta para uso personal es una frivolidad, pues lo que se necesita es dotar de mayores recursos a diferentes gerencias.

"Esto constituye una frivolidad, porque hay que dotar primero de capital humano a las gerencias que velan por la seguridad de las personas; me refiero a Defensa Civil, a la Gerencia de Fiscalización o a la Gerencia de Servicios a la Ciudad, que necesitan maquinarias y camionetas", dijo en diálogo con Correo.

Asimismo, consideró que la compra de una camioneta no constituye una prioridad cuando existen temas de gran urgencia para los sectores más necesitados, como dar seguridad en los cerros con la construcción de muros de contención y escaleras.

Ibáñez agregó que no es la primera vez que la gestión municipal actúa con frivolidad, pues indicó que las obras en la Costa Verde "denotan cierta inclinación por ejecutar presupuestos en políticas que no son dirigidas hacia los más pobres".

Solicitará información. Por su parte, el también regidor pepecista Jaime Salinas adelantó que hoy solicitará, en la sesión de concejo, que se informe sobre la flota de autos de los que dispone la Municipalidad de Lima y cuándo han sido adquiridos.

"Esto no es solo frivolidad, sino una enorme contradicción. Esto demuestra que aquellos que se rasgan las vestiduras en nombre de su ideología socialista, hablando de la izquierda solidaria con los más pobres, son solo puro blablablá, pura palabrería, porque a la hora de los hechos, para ellos el lado ancho y para los otros el angosto", manifestó.

Es más, Salinas recordó que durante la campaña municipal Villarán declaró que, de ganar la alcaldía, "iría siempre en taxi o bicicleta a la Municipalidad para ahorrarle dinero a Lima, porque ella no quería fastuosidad, y ahora se gasta S/.109 mil en una camioneta, incumpliendo así una vez más sus promesas electorales".

¿Movilidad a los amigos?.Salinas recordó que hace algunos meses recibió una denuncia que aseguraba que la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, "le facilitaba movilidad a mucha gente de su entorno".

"Recibí la denuncia de una extrabajadora de la Municipalidad que no la hice pública porque no me la pudo fundamentar, pero que relacionaba a la alcaldesa con esta generosidad para brindar facilidades a varios de sus engreídos, incluso con gasolina y chofer", contó.

De Tico a 4x4. Cabe recordar que en una entrevista con la revista Quehacer, siendo ya alcaldesa electa, Villarán se mostró absolutamente distante de cualquier lujo o frivolidad, pues aseguró que puede subirse bien a un Tico o a un microbús de transporte urbano.

"Le saco la vuelta a la seguridad que me han puesto y de repente tomo un Tico y me voy a hacer mis cosas. Como no tengo carro, soy de taxi o de micro. Los compañeros del partido me prestan un carro porque dicen que ya les da vergüenza que la alcaldesa electa ande en taxis todo el tiempo", aseguró.

Un precio y algo que explicar. De acuerdo con diversos especialistas consultados por Correo, la camioneta Nissan modelo Qashqai se puede comprar en Lima desde un precio aproximado de $26 mil en su modelo "más básico". Sin embargo, de acuerdo con información de algunos concesionarios, el precio de la moderna camioneta puede aumentar considerablemente si a esta se le agrega una mayor cantidad de accesorios técnicos.

"Por ejemplo, la camioneta Nissan modelo Qashqai full, es decir 4x4, equipada con faros de xenón, aire acondicionado, full equipo de sonido y climatizador automático, entre otros aditamentos, puede llegar a costar aproximadamente $32,500, aunque son valores referenciales", explicó la fuente consultada a este diario.

No obstante, la Municipalidad de Lima pagó la "friolera" de S/.109 mil, es decir $40 mil, algo que deberá explicar a la ciudadanía.

Fuente: Correo

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons