miércoles, 27 de junio de 2018

Senadores argentinos acordaron someter a votación el 8 agosto proyecto de ley del aborto

ARGENTINA.- Los senadores de Argentina acordaron el miércoles someter a votación el 8 de agosto el proyecto de ley de legalización y despenalización del aborto aprobado por la Cámara de Diputados.

Los senadores de todo el arco político decidieron, además, en una reunión en el recinto legislativo que antes de ser sometida a votación la iniciativa que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas de gestación sea tratada en las comisiones de salud, justicia y asuntos penales y asuntos constitucionales de la cámara alta.

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto el 14 de junio en una sesión histórica y muy reñida. El presidente argentino Mauricio Macri, contrario a la interrupción voluntaria del embarazo, se ha comprometido a no vetar la norma en caso de que sea aprobada.

“Creemos que tiene que haber un tiempo razonable de análisis y de escucha de la sociedad y seriedad en el tratamiento”, dijo el senador oficialista Federico Pinedo al plantear la necesidad de que el proyecto sea debatido por tres comisiones donde se le podrían realizar modificaciones.

Los senadores desecharon que la iniciativa pase por la comisión de presupuesto, lo que había sido solicitado por la vicepresidenta argentina y titular del Senado, María Gabriela Michetti, en lo que pro abortistas consideraron una maniobra para dilatar el debate.

La funcionaria, contraria al aborto, había advertido que si el proyecto no era analizado por la comisión de presupuesto iban a producirse “problemas en la implementación” de la eventual norma.

Es la primera vez que un proyecto para despenalizar el aborto y legalizar su práctica se somete a votación en el Congreso de Argentina, el país nativo del papa Francisco, luego de que varias iniciativas se frustraran en instancias legislativas inferiores.

Pro y anti abortistas volvieron a manifestarse en distintas ciudades con la mira puesta en la sesión que tendrá lugar en el Senado, donde, al igual que ocurrió en la cámara baja, las opiniones están muy divididas.

Se prevé que un grupo de indecisos en el oficialismo definan la votación.

En Argentina es ilegal interrumpir el embarazo excepto en los casos de violación y riesgo para la vida o salud de la madre. Sin embargo, ese primer supuesto no se cumple en todas las provincias.

Las mujeres se exponen a penas de hasta cuatro años de cárcel por abortar, la misma con la que se castiga a los médicos si practican abortos a embarazadas con su consentimiento.

El proyecto despenaliza la práctica y establece además que fuera del plazo de 14 semanas las mujeres podrán abortar cuando su embarazo sea producto de una violación, si estuviera en riesgo su vida o salud o si se diagnosticara la inviabilidad de la vida extrauterina del feto.

A su vez contempla el derecho a la objeción de conciencia de los médicos de forma individual previa inscripción en un registro, pero establece que los centros de salud públicos y privados tendrán que garantizar la práctica.

Esto último ha generado el rechazo de más de una decena de centros médicos religiosos y privados del país que reclaman una “objeción de conciencia institucional” y que han advertido que harán intervenir a la justicia.

La iniciativa establece que el aborto debe practicarse desde su requerimiento en un plazo máximo de cinco días corridos y que será reprimida con prisión de tres meses a un año e inhabilitación la autoridad de un establecimiento de salud o el profesional que obstaculice o se niegue a practicarlo.

Fuente: AP

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons