viernes, 16 de octubre de 2015

ARGENTINA: Abortistas atacaron con piedras y botellas a Iglesia Católica

ARGENTINA.- La noche del 11 de octubre unas tres mil abortistas atacaron con piedras, “excremento en la cara”, botellas “y todo lo que podían” a los católicos y policías que protegían la Catedral de Mar de Plata (Argentina); hecho registrado por el periodista Christian Heit en un video que subió a Facebook y que provocó que la red social suspendiera su cuenta durante todo un día.

Este ataque se dio en el marco del 30 Encuentro Nacional de Mujeres, evento que siempre termina con desmanes en las calles y ataques a los templos católicos de las ciudades argentinas donde se realizan.

ADVERTENCIA: El siguiente video contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad de algunos lectores, al contener escenas de extrema violencia y desnudismo.


En su perfil de Facebook Christian Heit, que cubrió la manifestación feminista para un noticiero de televisión, señaló que en la catedral vio a un grupo de alrededor de tres mil abortistas frente a unos 40 hombres que defendían el templo “abrazados y rezando”.

“Las mujeres, muchas de ellas mostrando sus pechos empezaron a gritarles, a tirarles con lo que tenían. Hasta grabé a una refregándole excremento humano en su rostro, cubriéndole la mitad de la cara”, indicó.

Las abortistas agredieron a los hombres católicos con “muchas piedras, botellas y todo lo que podían les tiraron, hasta que se empezaron a retirar dada las agresiones que recibían”.

“También le pegaron a unos de infantería (policías) que hasta ese momento no intervenían y claro, lo de siempre cuando atacan a la policía: gases lacrimógenos, muchas balas de goma”, señaló.

Tras el bloqueo que sufrió en Facebook, Heit celebró que “la censura no ganó. Este video fue visto en 18 horas por 210.000 personas. Y otra gran cantidad de personas lo vienen viendo desde que lo subí a YouTube”. El periodista argentino agradeció el apoyo de quienes lo acompañaron durante su cobertura en los exteriores de la Catedral. “Yo no hice mucho, solo cumplir con mi deber”, aseguró.

“Creo que en este caso hay que felicitar a las personas que se bancaron (aguantaron) las agresiones físicas, las personas que la pasaron muy mala todo el fin de semana, que les pintaron los autos, sus casas, sus comercios, que las maltrataron en los colectivos, que se bancaron excremento en la cara, que se bancaron caminar por horas por no existir colectivos, que se bancaron que sus hijos vean esto en vivo, que se bancaron que sus escuelas queden sucias, violadas”, señaló.

“Esa palabra (violación) por la que luchamos muchos para que no vuelva a ocurrir a ninguna persona, ese grupo de personas lo hicieron. Cagándose en una ciudad”, criticó, y pidió “que no vuelva a pasar. Que los responsables se hagan cargo. Desde las organizadoras hasta el municipio que no estuvo a la altura para preveer ni cuidar la ciudad”.

La organización abortista Católicas por el Derecho a Decidir defendió los ataques contra los católicos –a los que calificó de “neonazis” –, las autoridades y la catedral argentina, y aseguró en un comunicado que “repudia enérgicamente la represión policial”.

Ante versiones como esta, el periodista argentino indicó que “he leído algunas pocas que denuncian que nunca vieron tanta represión. Yo quiero afirmar con muchos incidentes que he cubierto que nunca vi tanta provocación a otras personas y a la policía”.

“Me sorprendió lo que bancaron hasta reprimir, porque no nos olvidemos que (las abortistas) entraron y rompieron la reja, no las fueron a buscar”, señaló.

La Diócesis de Mar del Plata también se pronunció con “indignación” contra el “violento ataque” del 11 de octubre, y lamentó que “fue a la hora en que numerosos fieles, entre los que había niños y ancianos mayores, salían del templo tras la celebración de la Misa”.

“El abundante material fílmico y fotográfico, brindado sea por los medios de comunicación, como por las tomas de personas privadas, nos permiten medir la magnitud de un odio irracional hacia la fe cristiana y hacia la Iglesia Católica”, señaló la diócesis argentina.

Entre las agresiones, recordaron, se encuentra tanto “violencia física, blasfemias prolongadas, show de obscenidades, con insultos de todo calibre y graffiti dirigidos a Dios, a la Virgen María, al Papa Francisco”.

Tras subrayar la contradicción de “hablar de derechos y al mismo tiempo atacar el derecho de los demás”, la Diócesis de Mar del Plata señaló que “como cristianos perdonamos, invitamos a orar y renovamos nuestras convicciones”.

“Rezamos especialmente por la conversión de quienes realizaron esta violenta agresión, para que el Señor las colme de su Amor que aún no han conocido y que seguramente les está faltando”, señaló.

ACI

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons