miércoles, 20 de julio de 2016

Satanistas luchan en diversas esferas políticas y judiciales para ser reconocido como una religión

ESTADOS UNIDOS.- Ya sabemos quienes tienen el control en los Estados Unidos, los Satanistas tuvieron otra victoria en el campor legal. Una vez más queda claro que poseen el mismo derecho de hacer oraciones públicas así como los Cristianos. Como de costumbre las reuniones del consejo municipal de Pensacola, en Florida, comienzan con una oración. La noche del jueves 14, se volvió un caso policial.

Pese a que se digan ateístas, el grupo conocido como Templo Satánico adora públicamente al Diablo y está luchando en diversas esferas políticas y judiciales para ser reconocido como una religión igual a todas las demás. Gran parte de su campaña está enfocada en la remosión de símbolos Cristianos de lugares que pertenecen al poder público. Esta vez, ellos exigieron que una cruz de 10 metros de altura fuera removida del Parque Bayview.

El representante del Templo Satánico en el Oeste de Florida, David Suhor, exigió que el asunto fuese debatido por el consejo municipal, que en algunos estados americanos funciona de modo similar a un ayuntamiento.

Aduciendo que los satanistas poseen los mismos derechos que los miembros de las demás religiones, Suhor pidió también poder realizar una oración satánica antes del inicio de la reunión del consejo municipal. El presidente del consejo municipal, Charles Bare estuvo de acuerdo, afirmando que, de lo contrario podría generar un proceso judicial. Segun las prerrogativas de laicidad de los Estados, ninguna creéncia puede ser beneficiada, todas poseen los mismos derechos.

Cuando se anunció que el líder del grupo había recibido permiso de manifestarse, una multitud de cristianos decidieron actuar. Dos pastores de la iglesia metodista lideraron centenas de personas de diferentes denominaciones que se reunieron frente al lugar. Una parte se dirigió al frente del edificio orando contra la manifestación satánica.

Un grupo más pequeño, entró a la sala del consejo y comenzó a orar el Padre Nuestro en voz alta mientras que Suhor comenzó a clamar por la intervención del Diablo en la ciudad. Algunos de los presentes se exaltaron y quisieron impedir que la invocación continuase.

Se dió aviso a la policía. Bare dejó claro que debería haber silencio en el recinto. Avisó también que los que estaban en desacuerdo deberían salir o los policías los llevarían presos por causar disturbios en un espacio público. También advirtió al líder del Templo Satánico que no tenía permitido dealizar ningún discurso, solamente realizar la oración. Cerca de un tercio de los cristianos prefirieron salir junto con el consejero Gerald Wingate.

Luego que Suhor finalmente realizó su oración, la reunión tuvo inicio, aunque no se tomó ninguna desición acerca de remover la cruz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons