sábado, 12 de noviembre de 2016

Ernesto Alvarez Miranda: "El apoyo ilimitado al aborto y a las demandas LGTBI, le pasaron factura a Hillary Clinton

LIMA.- Qué tan mala candidata habrá sido Clinton, que frente a un empresario como Trump, que atacó más de una vez a los migrantes, solo obtuvo el 65 por ciento del voto latino, menos del 71 por ciento logrado por Obama en 2012. Si ya había sido descrita como política fría y de dudosas prácticas financieras, en esta campaña se descubrió como la peor Secretaria del Departamento de Estado en las últimas décadas, políticamente responsable de las nefastas consecuencias de la primavera árabe, del fortalecimiento de ISIS, de la muerte del embajador norteamericano en Bengasi, incluso de la injustificada prolongación de la guerra en Siria, cuando es obvio que los rebeldes apoyados por EEUU no tienen posibilidades de tomar el poder.

Además, permitió que su campaña pusiera énfasis en aceptar decenas de miles de refugiados musulmanes de países convulsionados, con el riesgo inherente de facilitar el ingreso de decenas de peligrosos terroristas. Se mostró orgullosa del cuantioso apoyo financiero de Planned Parenthood, organización acusada de traficar con órganos de bebes abortados durante los últimos meses del embarazo, la misma que, según APCI, entregó más de medio millón de dólares a Promsex en el Perú.

Una de las reglas de oro en el marketing político, cuando la contienda es de solo dos candidatos, es tratar de conquistar el centro del espectro, esto es, seducir al votante independiente e indeciso, moderando las propuestas más discutidas. Ambos candidatos la ignoraron, pero fue Clinton quien sufrió las peores consecuencias, pues alejó al votante con creencias religiosas, por ella votó solo el 39 por ciento de protestantes y el 45 por ciento de católicos, la principal religión de los latinos. Su apoyo ilimitado al aborto sin restricciones y a todas las demandas LGTB, le pasaron factura.

Malos candidatos los dos, pero mientras Clinton representaba el establishment político de Washington, las modas impuestas por los grandes medios como el New York Times y CNN, y los grandes intereses de la banca y finanzas de Wall Street, Trump captaba el resentimiento de la clase trabajadora blanca y de los mal empleados en general, que sospechan del libre comercio propiciado históricamente por los republicanos, habiéndole beneficiado la aparente ruptura con gran parte de la cúpula partidaria, especialmente con el clan Bush. Recoge también la protesta de los cubanos en el exilio, por la práctica rendición incondicional de Obama a la tiranía de los Castro, ya que no se obtuvo ninguna concesión democrática ni de derechos políticos en favor de la oposición.

La política siempre tiene un fuerte componente emocional. Los demócratas no articularon respuesta alguna al fundado temor al terrorismo, al refugiado de barba y costumbres extrañas, a perder capacidad adquisitiva mientras los impuestos financian indeterminadamente a las minorías, a los cambios de paradigma familiar, a continuar con las intervenciones militares en cualquier parte del mundo aunque no se tenga definido el objetivo final. Trump logró hacer de la campaña su show personal, proyectando a sus electores las sensaciones que necesitaban y no necesariamente las mismas ideas ya repetidas en otras campañas. Mientras que los académicos nos escandalizábamos por las palabras, el ciudadano de overol y camisa de franela se identificaba con el gesto antisistema.


Ernesto Alvarez Miranda

DATOS
Ernesto Alvarez Miranda Presidente del Tribunal Constitucional del Perú de enero a diciembre de 2012. Elegido Magistrado del TC por el Congreso, en septiembre de 2007. Actualmente se desempeña como Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Martín de Porres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons