domingo, 29 de abril de 2018

Martha Meier: "El pequeño Alfie Evans fue asesinado por el Tribunal Europeo de DD.HH."

LIMA.- Alfie Evans muestra la perversidad del Estado arrogándose el derecho de los padres. El pequeño de casi dos años fue asesinado, sí asesinado, por orden del juez Anthony Hayden y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, a quienes no les importó el derecho a vivir de un pequeño con una enfermedad neurodegenerativa que los médicos del hospital de Liverpool, donde estuvo internado, no supieron diagnosticar. ¿Lo atendieron los neurólogos más reputados de su país? ¿Por qué la justicia impidió su traslado al hospital italiano Bambino Gesú, dispuesto a atenderlo y a investigar su enfermedad?

El juez Hayden determinó que Alfie Evans debía ser desconectado del soporte que lo mantenía vivo y que no lo alimentaran ni hidrataran. El pequeño resistió vivo cinco días las duras condiciones impuestas por el juez y propias de un centro clandestino de detención y tortura. Alfie ya no era de sus padres sino del Estado.

El chiquitín murió la madrugada del viernes y su papá Thomas Evans escribió en Facebook un mensaje que conmovió y conmueve al mundo: “Mi gladiador bajó su escudo y se ganó sus alas a las 02:30”.

En el hospital Bambino Gesú, de Roma (propiedad del Vaticano), lo esperaban los mejores investigadores y especialistas. El gobierno italiano tenía dispuesto un avión y el equipo médico necesario, pero la Corte Suprema Inglesa y el Tribunal de Derechos Humanos (ajá, de “derechos humanos”) no lo permitieron. Según ellos “el mejor interés del niño” era que muriera de inanición.

El 4 de abril el Papa Francisco tuiteó: “Es mi sincera esperanza que se pueda hacer todo lo necesario para continuar acompañando con compasión al pequeño Alfie Evans”. Días después el Papa se reunió con el papá del pequeño en la Residencia de Santa Marta, adyacente a la Basílica de San Pedro, y una hora después pidió a los fieles orar por Alfie y otros en su situación, enfatizando que “el único dueño de la vida, desde el inicio al final natural, es Dios”. En este caso no fue así.

Cuando los papás y mamás peruanos se suman al movimiento “Con mis hijos no te metas” defienden a sus pequeños de un Estado que quiere empezar a ganar sus mentes y luego hacerse dueños de sus vidas, como ha ocurrido con ese nuevo ángel en el cielo llamado Alfie. Por eso, ¡Con mi Alfie no te metas!

Martha Meier EXPRESO

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons