martes, 29 de noviembre de 2016

Ministro Saavedra, aunque lo niegue es un viejo impulsor de la ideología de género

LIMA.- El Ministro Saavedra, aunque lo niega es un viejo impulsor de la ideología de género. Antes de ocupar el cargo de Ministro de Educación fue gerente del Grupo de Pobreza y Género para América Latina y el Caribe del Banco Mundial. Coincidentemente es también público y conocido que PPK fue funcionario de ese organismo.

Saavedra llegó como Ministro de Educación de Ollanta Humala y curiosamente fue el único ratificado en el cargo para seguir en el nuevo gobierno. Ahora es muy cuestionado por diversos aspectos, incluso serias señales de corrupción y gastos desmesurados en su sector.

Desde 2012 viene trabajando con un sólido equipo en plantear una reforma en el sistema educativo y fundamentalmente en incluir la ideología de género y la llamada Educación Sexual Integral para los niños desde los 6 años de edad.

La ideología de género es el trasfondo de todo esto y se encuentra inserta transversalmente en todo el proyecto. Pero ¿Qué plantea esta llamada ideología? Se puede resumir en pocas palabras: el primer paso es no hablar de sexo sino de género, porque el sexo es natural y viene determinado por el ADN, es constitutivo de la persona humana mientras que ellos sostienen que el género es una construcción social. Esto quiere decir que independientemente del sexo con el que uno nazca, puede elegir a lo largo de su vida cuál será su género. Luego viene la imposición de una igualdad falsa y la deconstrucción del concepto de familia. El sustento de fondo de todo está en el feminismo más radical y en el comunismo de Gramsci.

En muchos países ya se ha impuesto esta política. En otros tantos se ha frenado con iniciativas ciudadanas. Como el reciente ejemplo de Colombia en que millones de personas reaccionaron en defensa de los niños y la familia. En nuestro caso el avance de la ideología de género reviste gran peligro porque viene tomado el camino de afectar la educación. Es decir atacar a los más vulnerables. A los niños más inocentes desde la educación primaria. Esto es particularmente grave porque implica terminar con el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones y creencias.

Por otro lado, se vulnera la libertad de enseñanza ya que ni los colegios religiosos por lo que un padre podría optar se podrán negar a esta ofensiva totalitaria.

Pero lo que sin duda es lo más grave y lo reiteraremos mil veces es el doloroso atentado contra los niños. Su perversa manipulación, su afán de desorientarlos e imponerles modos de pensar muy ajenos a ellos y al orden natural, mientras se va lentamente destruyendo la familia e imponiendo otros modelos.

Este propósito es perverso y es importante que los padres de familia lo sepan para poder tomar medidas que impidan su aplicación. Lamentablemente han obrado como los hijos de las tinieblas silenciosa y ocultamente y ahora pretenden imponernos un hecho consumado.

Lo cierto es que Saavedra ya firmó y publicó la Resolución Ministerial 281-2016 MINEDU, que impone esto y lo regula y además se ha publicado la Guía de Educación Sexual Integral para docentes de Educación Primaria, que tenían lista desde 2014. La cual se puede descargar para su lectura en file:///C:/Users/usuario/Downloads/DOC-20161125-WA0050.pdf

El documento es execrable y está pensado y elaborado para hacer de los maestros agentes corruptores de nuestros hijos, si es que lo permitimos.

Desde la presentación habla de la sexualidad como un derecho humano y plantea la necesidad que los niños desde los 6 años la vivan plena y satisfactoriamente. En la introducción señala que “La comunidad, en general, considera que las instituciones educativas deben brindar educación sexual integral de manera pertinente y oportuna a niñas, niños y adolescentes”. Sin embargo no menciona la fuente de dicha afirmación. Típica falacia que consiste en decir “todos lo quieren” pero sin fundamento.

Así van avanzando y luego, en la práctica estos conceptos se introducen en las aulas con la ideología de género y luego van ingresando sus variantes (transversalidad de género, perspectiva de género, violencia de género, identidad de género, orientación afectivo-sexual, la realidad LGBT, la diversidad afectivo-sexual, los diferentes modelos de familia, etc.) Esa ha sido la estrategia en muchos países.

La primera parte del documento es el Marco Referencial, que trata de justificar cómo y por qué el estado a través de las escuelas, mediante la imposición de un modelo, despojaría a los padres del derecho inalienable de elegir el modo de educación, valores y principios en los que quiere educar a sus hijos. Establece entonces, mediante un articulado uso de citas de diversos autores e incluso de UNESCO, la necesidad de la Educación Sexual con un enfoque de género. Señala que la sexualidad no es instintiva ni está grabada genética o biológicamente, pues muchos de los conceptos y prácticas ligados a ella son aprendidos.

La guía tiene 224 páginas y su aplicación será obligatoria desde el próximo año si no lo impedimos. Luego de una larga introducción teórica que busca fundamentar lo que viene, dividen la educación sexual en cuatro ejes: Identidad, afectividad, género y autocuidado.

Los problemas se presentan en los ejes de identidad y género principalmente. En el caso de la identidad, no se limita a la identidad sexual natural: hombre o mujer, sino que además habla del género y la orientación sexual. Dice la guía textualmente que niñas y niños comprendan que hay diversas formas de ser niño o niña, pudiendo unas veces tener los mismos gustos, preferencias, cualidades, etc.; y otras ser diferentes, sin perder su identidad.

En cuanto a género, se trata de incidir en que este es construido y que hay que terminar con los roles que asigna la sociedad. Es decir elegir el género que el niño quiera.

Luego vienen las Sesiones de trabajo. En las que se acaba la teoría y se pasa directamente a la manipulación de los niños. En estas induce a los niños a la curiosidad, por su cuerpo, por el cuerpo de otros niños e incluso de adultos, hay una serie de “dinámicas” que se recomienda a los profesores para dirigir esa curiosidad.


Una de las actividades propuestas es que los niños de 6 años cierren los ojos, se les ponga música relajante y los maestros les dicen que se imaginen a sí mismos, y los guían en el reconocimiento de su cuerpo, de arriba a abajo, diciendo pausadamente: “Reconoce tu cabeza…, tus ojos…, tu nariz…”, y así sucesivamente hasta llegar a los pies, sin olvidar de mencionar los genitales.

Más adelante plantea que la conducta masculina o femenina responde a estereotipos impuestos por la sociedad. Llegando a decir que “no nacemos “programados” para comportarnos como hombres o mujeres, sino que estos comportamientos, formas de ser y de sentir, nos las enseñan y las aprendemos a través de los procesos de socialización, en función de las normas que las sociedades y culturas han ido construyendo en torno a lo masculino y lo femenino”. Ideología de género pura.



En general toda la Guía está orientada a este concepto. A una equivocada y tendenciosa manera de plantear la sexualidad, a una falaz manera de plantear la igualdad, a inducir a los niños a experimentar roles opuestos a los suyos, ya que estos han sido “impuestos por la sociedad”. Mención aparte merecen los cuentos, que son claras inducciones a la homosexualidad.



Caperucito Nena Vizcachas

Soy padre de niños pequeños. He cuidado junto a su madre de preservar su inocencia. Trato de transmitir los valores y principios que recibí de mis padres. Creo que estoy en mi derecho de transmitirles a mis hijos la fe de sus mayores. De formar hombres de bien, honrados, decentes, que amen a Dios y al prójimo.



Nadie me puede decir que no es mi derecho. Lo es. Como también es el derecho de los millones de padres peruanos. Nadie nos puede arrebatar a nuestros hijos para corromperlos. Ni el gobierno, ni los organismos internacionales, ni los medios, ni ningún ministro cuyo efímero poder no le alcanza para meterse en nuestras casas, ni en las mentes de nuestros niños.

Es hora de reaccionar y resistir. Es hora de decirle al Ministro de Educación ¡Saavedra, no te metas con mis hijos!

Por: Luciano Revoredo
La abeja.pe

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons