lunes, 20 de febrero de 2017

USA: Tribunal Supremo se pronuncio a favor de la oración en ceremonias oficiales

ESTADOS UNIDOS.- Las sesiones de miles de órganos legislativos de Estados Unidos seguirán empezando con una oración. Así lo confirmaron este lunes los magistrados del Tribunal Supremo, que se pronunciaron en contra de una agnóstica y una judía que habían denunciado al ayuntamiento de su ciudad por iniciar sus reuniones con invocaciones cristianas.

El fallo salió adelante con el respaldo de los cinco jueces conservadores y la oposición de los cuatro jueces progresistas, que argumentaron que se habían vulnerado los derechos de las demandantes al demorar el inicio de reuniones oficiales con plegarias que incluían referencias a la Biblia, al Espíritu Santo o a Jesús.

"Una oración ceremonial no es sino el reconocimiento de que muchos estadounidenses estiman que su propia existencia se debe comprender a la luz de preceptos que van más allá de lo que la autoridad del Gobierno puede alterar o definir", proclamó en el fallo en juez Anthony Kennedy, cuyo voto definió la decisión.

Las protagonistas del caso eran la judía Susan Galloway y la agnóstica Linda Stephens, que iniciaron en 2007 una batalla jurídica contra el ayuntamiento de la localidad neoyorquina de Greece, cuyos responsables llevaban ocho años iniciando sus reuniones con oraciones cristianas.

La polémica llevó a los concejales a reclutar a oradores judíos, paganos y bahaístas para cubrir las apariencias. Pero su empeño no llevó a retirar la denuncia a Galloway y Stephens, que sufrieron las represalias de activistas conservadores, que arrojaron un extintor a su piscina y arrancaron de cuajo su buzón.

El argumento de quienes se oponían a las plegarias al inicio de las reuniones municipales era que presionaban a quienes asistían a participar en ellas. Subrayaban que se celebran en salones pequeños y su dinámica es muy distinta de la de las sesiones del Capitolio, donde es más sencillo ignorar la llamada a la oración. Pero esas premisas no convencieron a los jueces conservadores, que afirmaron que ninguna invocación puede satisfacer a todo el mundo y recordaron que el tribunal ya había declarado en 1983 que las plegarias legislativas se ajustaban a la Constitución.

El Supremo falló entonces a favor de la decisión del estado de Nebraska de pagar la nómina de un capellán presbiteriano que hacía sus oraciones al inicio de cada sesión. El juez Warren Burger afirmó en el fallo que las plegarias eran "parte del tejido de nuestra sociedad" y prohibió sólo aquéllas que favorecieran o despreciaran a una religión.

Losjueces no han cambiado de opinión en las últimas tres décadas. Pero en algunos casos han fallado a favor de personas que abogaban por marcar distancias entre el Estado y la religión. En 1989, por ejemplo, se pronunció a favor de retirar un belén en una escalera de un juzgado porque suponía un respaldo al cristianismo en una dependencia oficial.

Esta vez los jueces conservadores han coincidido con la Casa Blanca, que defendía la posición del ayuntamiento de Greece y las plegarias de los capellanes del Capitolio, cuyos miembros tienen el mandato según la primera enmienda de "no aprobar ninguna ley que prohíba el ejercicio libre de una religión o la establezca como oficial".

Elmundo.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons