domingo, 8 de abril de 2012

Marco Tulio: “Fuerza Social nos sembró un topo”


LIMA.- Atacado, denigrado y chuponeado por la prensa caviar -que ha convertido la defensa de la alcaldesa de Lima y su equipo de "expertos" en gestión pública en una bandera ideológica- Marco Tulio Gutiérrez y otros promotores de la revocatoria alcanzaron a la Reniec un primer lote de más de 400 mil firmas. Entre tanto, Susana Villarán y su política de la mesa de trabajo en lugar de obras ha marcado un hito a nivel continental: ser la primera burgomaestre de una capital cuyos ciudadanos la detestan tanto que podrían revocarla. La cosa ahora va en serio, según nuestro entrevistado Gutiérrez.

Entrevista de Mario Camoirano

Correo: ¿Por qué si tienen 1'000,000 de firmas solo presentan 400,000? Los de Fuerza Social aseguran que eso demuestra su mala fe.

Marco Tulio Gutiérrez: Quien así se expresa demuestra que esté poco preparado. El sistema de verificación de firmas se basa en el muestreo. Por ejemplo, de las 400,000 firmas se analizará un porcentaje escogido aleatoriamente, digamos 40,000. Si de esas un 30% resulta no conformes, ese resultado se extrapola a todo el lote, con lo cual 120,000 se van a ir al tacho sin ser revisadas.

C: ¿Pero si les anulan 30% de 1'000,000 igual pasan la valla?

MTG: Es que son tres fases de verificación. Primero verifican que lo que está en los planillones esté en los CD. Luego se confronta la información digitalizada con la base de Reniec y podría haber muchas actas observadas porque, por ejemplo, firmó gente que no reside en Lima. Y esto podría ocurrir no por un ánimo de fraude como quieren señalar los ayayeros de la alcaldesa, sino porque en este proceso de recolección hemos trabajado con muchos voluntarios a quienes no hemos tenido oportunidad de capacitar debidamente. Es mejor darle lo que ellos pidan y cuando nos digan cuántas faltan, les entregamos un nuevo lote.

C: ¿Alcanzará el tiempo?

MTG: Hasta el 25 de mayo es tiempo más que suficiente. Para nosotros, lo importante fue cumplir con la promesa de alcanzar el millón de firmas el 31 de marzo.

C: ¿Por qué se comenzó con un planillón basado en su solicitud y luego se terminó recogiendo firmas en base a la solicitud del desconocido señor Carlos Vidal Vidal?

MTG: Cuando los diversos promotores adquirimos el kit de revocatoria, teníamos objetivos diversos. El mío era el de señalar la ineficiencia de Fuerza Social y por ello pedí la revocatoria de Susana Villarán y sus 21 regidores. Otro promotor sólo pedía la revocatoria de la alcaldesa y otros los de ella y todos los regidores. Cuando acordamos juntarnos para poder superar la valla de las firmas, también acordamos que lo mejor era pedir la revocatoria de todo el Concejo Metropolitano y luego de un sorteo salió elegido el planillón de Carlos, aunque hasta ahora nos siguen llegando planillones donde figura mi nombre o el de Mario Arce o el otros revocadores que lamentablemente no podemos utilizar.

C: ¿Y qué pasaba si salía sorteado el planillón de alguno de los traidores?

MTG: A Dios gracias eso no ocurrió, pero debo corregirle el plural en su pregunta. Fuerza Social nos sembró un topo, el señor (Edwin) De La Cruz, quien nunca entregó una sola firma ni tenía equipo de trabajo. Otros revocadores que se han retirado como el general Barrantes se han retirado por las suspicacias que se generaron después, pero sí colaboro activamente mientras se mantuvo. Pecamos de ingenuidad al no mirarnos todos de costado.

C: ¿Lo cierto es que todo el proceso ha sido denunciado de inmoral?

MTG: Aquí han seguido la misma táctica que utilizó en Miami el único alcalde de una metrópoli que ha sido revocado: desacreditar a los revocadores. Táctica que ha demostrado ser absurda. En Miami acusaron al revocador Brackman de no ser un residente en la ciudad y de vivir todo el año en su yate por el Caribe. Igual se juntaron las firmas e igual el alcalde Álvarez se fue a su casa con 90% de votos en su contra. Sin duda causaron una sensación de desasosiego tanto entre el electorado (la curva de apoyo a la revocatoria tuvo una caída en febrero) como entre algunos de los promotores, pero la gente ya se dio cuenta de que quien está para ser revocada es la alcaldesa y no los promotores.

C: ¿Cómo se va a sustentar el pedido formal de revocatoria ante la ONPE cuando se acrediten las firmas?

MTG: En enero emprendimos este esfuerzo ante la ineficiencia mostrada a lo largo de un año de gestión. Hoy vamos a basarnos en su ineptitud. Ese grado se lo ha ganado con creces en estos tres meses en los que afirma que no le hemos quitado un minuto de su tiempo dedicado a la ciudad y, sin embargo, nada de nada. Están "trabajando" menos que antes.

C: ¿Pero si afirman estar inaugurando una obra diaria?

MTG: Una bicicleteada o una entrega de medallas, siendo algo positivo no puede ser considerada una obra. Necesitamos alguien con visión de ciudad. ¿Usted cree que Castañeda se hubiera reelecto construyendo solo escaleras? Todos los alcaldes son recordados por alguna gran obra. Orrego con las grandes vías como la Túpac Amaru, Belmont con su intercambio vial en Javier Prado, Del Castillo con sus corredores viales de Tomás Marsano y Brasil. Y estos últimos solo gobernaron tres años. Es un tema de concepción equivocada. Una Lima Para Todos no es una ciudad ideologizada sino articulada y eso requiere cemento. El caso del túnel en San Juan de Lurigancho es emblemático. Un derrumbe de veinte metros hasta ahora no se soluciona. En Olmos quedó sepultada la máquina tunelera y ya se terminó la perforación. Aquí se prefirió traer un consultor que ha dicho que se debe reforzar todo el túnel. Gran negocio para alguien sin duda.

C: Se viene una etapa más costosa y difícil, organizar al electorado.

MTG: Sin duda tenemos que trabajar fuerte en organización. El bombardeo de psicosociales como el de las galletas o de la falsificación de firmas generó muchas suspicacias. Ahora tenemos que trabajar en entrenar a la ciudadanía en que van a tener que enfrentarse en un cedulón con 42 preguntas, una por cada regidor, cuya revocatoria se somete a elección más la de la alcaldesa misma. Lo ideal sería una cédula que te permitiera votar en bloque o selectivamente, pero dudo que a estas alturas cambien el esquema con el que se ha venido trabajando en revocatorias previas. Para todo ello se va a necesitar dinero y vamos a abrir cuentas bancarias para recibir donaciones y transparentar quiénes son los que aportan. Nuestra política necesita acabar con la persecución a quienes por civismo deciden colaborar desinteresadamente en un tema de interés ciudadano.

Fuente: Correo

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons