domingo, 8 de mayo de 2016

Alfredo Torres:"Keiko,captó sector religioso que comparten la mayoría contra la unión civil

LIMA.- El virtual empate entre Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski (PPK) continúa esta semana, aunque con la candidata de Fuerza Popular ligeramente adelante “en la foto”. El resultado es parecido en la encuesta y en el simulacro, lo que revela que no existe voto oculto a favor de alguno de los candidatos. La pequeña diferencia entre ambas técnicas se debe a que algunos indecisos en la encuesta terminan marcando una de las dos candidaturas en el simulacro.

La principal diferencia de esta medición con los resultados de la encuesta anterior de Ipsos está en Lima, donde Keiko sube siete puntos y PPK pierde cinco. También se aprecia un trasvase de votos de PPK a Keiko en los niveles socioeconómicos B y C, así como entre las personas que votaron por Alfredo Barnechea y Alan García en la primera vuelta. En todos esos segmentos sigue liderando PPK, pero la distancia con Keiko se ha acortado, mientras que en los segmentos que ella lidera, que son los niveles D y E, así como el norte y el oriente del país, Fuerza Popular mantiene su ventaja.

posible explicación de la reducción de la intención de voto por PPK es su viaje a Nueva York. No tanto porque la gente dude de los motivos de su viaje o crea que no tenía derecho a hacerlo, sino que probablemente su ausencia por una semana del país le dejó el territorio libre a Keiko, quien estuvo especialmente activa dichos días.

Keiko empezó esa semana imponiendo su autoridad sobre su hermano Kenji y sus tuits en los que este revelaba sus aspiraciones presidenciales y continuó –mítines y bicicleteadas de por medio– ofreciendo beneficios concretos a diversos grupos de interés como los policías (24x24), los mototaxistas y los mineros informales. Con estas iniciativas es difícil que pierda votos de sus leales fujimoristas pero sí puede ganar el apoyo de algunos electores indecisos o incluso personas que pensaban votar por PPK, pero cuya decisión electoral es más pragmática que ideológica. A ello se suma lo que pueda captar al alinearse con sectores religiosos conservadores, que comparten la posición de la mayor parte de la población en contra de la unión civil y el aborto.

En cambio, al retornar PPK de su viaje, se encontró con un conflicto interno ocasionado por Salvador Heresi, secretario general de su partido, que concluyó en un acuerdo de “pasar la página”, pero sin disculpas públicas del causante del mal rato, y con una pulla de ribetes racistas de Alfredo Thorne. El jefe de su equipo económico se disculpó por la ofensa, pero no logró aclarar por completo su proyecto de reforma laboral. El seguro de desempleo es técnicamente una buena idea para la creación de puestos de trabajo con menores sobrecostos, pero es una mala idea si se quiere atraer votos de quienes consideran que la CTS es un derecho adquirido. Y el anuncio de que convivirán ambos regímenes puede atraer a algunos pero despierta suspicacias en otros. El hecho de que PPK haya perdido respaldo en los NSE B y C, donde están la mayoría de los trabajadores con CTS, lleva a pensar que esta iniciativa podría haber sido la causa de esta merma.

Otra decisión que puede haber perjudicado la candidatura de PPK es el anuncio del apoyo de César Acuña. La noticia se conoció cuando empezaba a aplicarse esta encuesta y puede haber tenido un impacto negativo en Lima, la ciudad más informada del país y donde el ex candidato acusado de plagios tiene muy mala imagen, especialmente en las clases medias que es donde PPK ha perdido respaldo. El apoyo de Alianza por el Progreso puede ser decisivo en el norte del país –donde Fuerza Popular encabeza las preferencias– pero solo en la medida en que dicho partido contribuya con activistas políticos o inversión publicitaria a favor de PPK.

En política, las alianzas pueden sumar o restar, según cómo se comuniquen; y los errores se pagan, aunque si se controlan bien sus daños, pueden pasar al olvido; de manera que nada está dicho aún. Lo que sí puede anticiparse es que, dado el virtual empate, la agresividad de los candidatos y sus huestes se seguirá incrementando. La decisión del voto tiene componentes racionales y emocionales. El candidato que logre vencer al otro en ambos frentes será el próximo presidente del Perú.

Alfredo Torres
Presidente ejecutivo de Ipsos Perú

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | JCPenney Coupons